17 octubre 2012

Con el agua al cuello



"Como fui por largo tiempo un activista de izquierda, no tenía ninguna simpatía por los policías. En Grecia, habían sido sinónimo de fascistas... Pero de pronto, por primera vez, caí en la cuenta que esos pobres policías son pequeños burgueses, que tienen los mismos sueños de que sus hijos puedan estudiar para convertirse en doctores o abogados. Así se comenzó a desarrollar esta construcción: un crimen y una historia familiar contadas paralelamente".

Sobre esos dos cimientos, crimen e historia familiar, a los que añade el destacado protagonismo de la ciudad, en este caso Atenas, forman los ingredientes básicos de esta novela de Petros Márkaris (Estambul, 1937) protagonizada por el comisario Kostas Jaritos. La obra de Márkaris bien puede incluirse en la llamada novela policíaca mediterránea, donde destacan autores como Manuel Vázquez Montalbá, Andrea Camilleri, Alicia Jiménez Barlet, etc.

Con el agua al cuello es la primera parte de la trilogía dedicada por Márkaris a la crisis. Y es que éste es otro de los alicientes de esta historia, la actualidad de su contexto, al desarrollarse en el verano de 2010, en una Grecia sumida en una brutal crisis económica y al borde de la bancarrota.

Fue el primer libro que leí de este autor y me atrevo a recomendar su lectura a quién quiera, además de entretenerse con la trama, disfrutar de su humor, comprender mejor las causas de la crisis del país heleno.

En Página 2 tenéis una interesante entrevista al autor, realizada en el estadio olímpico de Atenas, donde empezaron todos los males que han llevado a Grecia a la angustiosa situación actual.

También podéis leer una crítica de la novela en La venganza capitalista de Petros Márkaris

El 27 de Agosto publicó un artículo en El País titulado Las luces se apagan en Atenas, donde describe tanto a las víctimas del sistema político de Grecia como a sus beneficiarios. En él habla de los cuatro partidos en los que Grecia se divide en la actualidad: partido de los beneficiarios o partido de los defraudadores, partido de los honrados o de los mártires, el partido de los Moloch, formado por dos grupos, al primero pertenecen los funcionarios y empleados de los servicios públicos y empresas estatales, al segundo los sindicatos, o sea, los enchufados por los partidos políticos en el aparato estatal. La mayoría de los miembros del partido en la Administración no trabajan o hacen solo lo indispensable. Y el cuarto es el partido de los desesperanzados.

Ese texto pertenece al libro publicado el pasado Septiembre en España, titulado "La espada de Damocles", que recoge artículos y conferencias entre 2009 y 2012.

04 octubre 2012

De Arrifana a Bensafrim


En un tramo de la Rota Vicentina
Ribeira de Carrapateira

Dunas y playa de Bordeira. Al fondo del acantilado se ve Arrifana

En el Pontal da Carrapateira

Las 3 caballerías
Selfie de PT en la playa de Amado

Costa Vicentina


SÍTIO DA PEDRALVA



JO

PT



Via Algarviana, tramo del Vila do Bispo a Bensafrim
Parque eólico Serra Espinhaço de Cao



Floresta de pinheiro-manso do Barão de São João

27/09/12. En la cuarta y última etapa de nuestro viaje ibamos a volver a los caminos y para empezar teníamos que encontrar una ruta entre Arrifana y Bordeira que evitara el tráfico de la carretera N120. Al principio creimos que los habiamos conseguido cuando encontramos las señales de la Rota Vicentina y las seguimos durante algunos kilómetros, hasta que en dirección W nos acercamos de nuevo Arrifana. Vuelta atrás para deshacer el entuerto y comenzar en done habíamos previsto. Pronto estabamos rodando por un ancho camino en dirección S. Atavesamos una zona de trabajos forestales y le pregunté a un conductor si ibamos bien. Me confirmó que ese camino se dirigia a Alfambras. Lo seguimos hasta encontrar de nuevo la Rota Vicentina, por la que continuamos hasta encontrarnos con la estrada regional N268 después de pasar por Chabouco. Esta carretera es más tranquila y la mayoría de los coches portaban tablas de surf.
Paramos en Bordeira y tomamos cafes muy aguado y galletas muy ricas, en la misma terraza que una pareja de moteros. Llegamos a Carrapateira y nos dirigimos hacia el Pontal da Carrapateira, una zona de altos y escarpados acantilados situada entre las playas de Bordeira y de Amado que constituye una faja costera de gran importancia ecológica y que recorrimos en su totalidad. Trás pasar por Amado, considerada una de las mejores playas para el surf, frecuentada por practicantes de toda Europa, seguimos la carreterita hacia Carrapateira y de allí por la N268 nos encaminamos hacia la aldea de Pedralva. En ese tramo nos adelanta  y saluda la pareja de motoristas. Llegamos al restaurante de Pedralva con mucha hambre, pero como aún nos quedaba etapa por cubrir, sólo pedimos tres entradas y un par de postres, todo muy bueno.
Tras la comida afrontamos la subida a la Serra de Espinhaço de Cao.  Conectamos con un sector de la VA, pegado a un parque eólico con cinco turbinas, que comenzaron a funcionar justo cuando pasábamos. Continuamos el recorrido cruzando montes y valles, destacando el Vale da Vinha Velha, una fértil área agrícola, con diversas actividades ligadas al agroturismo. Después atravesamos la mata nacional de Barão de S. João, importante reserva forestal. Caían algunas gotas cuando pasábamos por la aldea homónina y desde allí rodámos a toda velocidad hasta llegar a Bensafrim.

Distancia: 66,6 km / Tiempo en marcha: 4:29 / Velocidad media: 14,8 / Ascenso total: 941 m.

De Almograve a Arrifana

Había dejado de chispear cuando salimos de la pousada con cielo cubierto. Enseguida nos encontramos con un grupo de seis ciclistas, hombres y mujeres de avanzada edad. Eran los mismos con los que coincidimos en la cena. Un par de ellos portaban banderas de Noruega y compartimos ruta durante los primeros kilómetros. Participaban en uno de los recorridos organizados por la empresa Turanventur, suponemos que cubriendo el kilometraje de la etapa Almograve-Odeceixe.






Más adelante hicimos la primera parada para admirar los acantilados de Cabo Sardão, el punto más occidental de la costa alentejana, donde encontramos a otro grupo, este más numeroso, de turistas con las bicis de Turaventur.




La dimensión de las convulsiones geológicas de épocas pasadas se puede comprobar por la inclinación de las pizarras, primero 60 grados hacia nordeste, después horizontales y finalmente rodadas verticalmente.

En el Cabo Sardão

En Zambujeira do Mar, hicimos un alto para tomar un cafe y admirar su bonita playa



En la Tasca do Gabão, Odeceixe

¡ Salud !


Feijão, polvo e lulas (muito bom)
Las 3 Sobremesas

El Algarvio cerca de Arrifana, fin de etapa
26/09/12. La tercera etapa fue la más larga en kilometraje, casi  75, y la más llana, 597 m. de ascenso. Nos movimos muy cerca de la costa, en un recorrido que nos llevó a pasar por el Cabo Sardão, Zambujeira do Mar, praia do Carvalhal, la ribera de Seixe, Odeceixe, donde comimos muy bien en la Taberna do Gabão, la playa de Odeceixe, la soliaria carretera de Carrascalinho, entre Maria Vinagre y Aljezur, donde paramos a merendar, antes de iniciar la subida hacia Arrifana y Monte Clérigo. 
Una jornada en la que, afortunadamente, fallaron las previsiones de lluvia y en la que escogimos carreteras con muy poco tráfico.

03 octubre 2012

De Monchique a Almograve

25/09/12. En la segunda etapa bajamos de la sierra al mar siguiendo dirección Noroeste y siempre por asfalto. Después del desayuno en "Descansa Pernas" salimos de Monchique por la carretera hacia Foz de Farelo y superamos una primera subida para pasar por Peso y Alcaria do Peso, a partir de donde comienza un largo descenso.  Cercano está el cruce de Portela de Viúva y pronto disfrutamos de una larga bajada de muchos kilómetros hasta Ribeira Grande. Seguimos rodando en terreno favorable, la carretera corre paralela a la ribera, se suceden los caseríos y recuerdo la ruta que en 2007 hicimos Antonio y yo por esos mismos lugares. Pinchazo en la bici de JO y paso por "boxes". Volvemos a pedalear, el Algarve queda atrás cuando cruzamos la Ribera de Seixe y entramos en el Alentejo, por la freguesia de São Teotónio. Por delante una larga y dura subida hacia Sobral, afortunadamente con viento favorable. PT  impone un ritmo imposible para JO y para mi y se escapa en busca de la cumbre, seguramente por su calidad de escalador y también por su juventud. Los veteranos apretamos los dientes y ascendemos más lentamente. El Premio de la Montaña es para PT "O Rei do Prato Pequeno".
Una parada para descansar y tomar un cafe en un bar junto a la carretera cerca de Choça. Reanudamos la marcha y rodamos rápidos con el viento de cola. Llegamos a S. Teotónio y nos dirigimos a la plaza donde se halla la Iglesia Matríz y almorzamos en la terraza de una cafetería.
Después de comer nos quedaba otro tirón para llegar a nuestro destino. Circulamos por carreteras con escaso tráfico, con viento cambiante, a favor, en contra y llegamos a la Pousada da Juventude de Almograve pasadas las cuatro de la tarde, con tiempo para ducha, colada y siesta. Por la tarde un paseo hasta Praia Grande y después la cena en el restaurante O Lavrador, fin de una jornada en la que cubrimos 70 Km (enteramente por asfalto) en 3h. 48 m., a una media de 18,5 Km/h., con un ascenso de 676 m. Cuando nos fuimos a la cama comenzó a llover y lo hizo durante gran parte de la noche. Las previsiones para el día siguiente eran de lluvias.

Recogiendo cebollas en un huerto de Portela de Viúva

Parada para arreglar una rueda pinchada

Lubricante, tornillos y tuercas, cinta aislante, llaves de radios, pastillas de frenos, caja de parches e inflador

Localizado el objeto punzante

Se procede, con método casi quirúrgico, a su extracción 


Aquí JO parece un poli de la GNR indicando "Deténgase junto al arcen"

O Rei do Prato Pequeno en pleno esfuerzo

Serra de Monchique

São Teotónio, Iglesia Matríz

Camino de Zambujeira do Mar

Entrada a la Pousada da Juventude

El descanso del escalador


Pousada de Juventude de Almograve

Dunas en Almograve

Camino de la Praia Grande de Almograve


Praia Grande

Dos Specialized CrossTrail de la empresa turística Turaventur


Mi cena: sargo grelhado