04 octubre 2012

De Arrifana a Bensafrim


En un tramo de la Rota Vicentina
Ribeira de Carrapateira

Dunas y playa de Bordeira. Al fondo del acantilado se ve Arrifana

En el Pontal da Carrapateira

Las 3 caballerías
Selfie de PT en la playa de Amado

Costa Vicentina


SÍTIO DA PEDRALVA



JO

PT



Via Algarviana, tramo del Vila do Bispo a Bensafrim
Parque eólico Serra Espinhaço de Cao



Floresta de pinheiro-manso do Barão de São João

27/09/12. En la cuarta y última etapa de nuestro viaje ibamos a volver a los caminos y para empezar teníamos que encontrar una ruta entre Arrifana y Bordeira que evitara el tráfico de la carretera N120. Al principio creimos que los habiamos conseguido cuando encontramos las señales de la Rota Vicentina y las seguimos durante algunos kilómetros, hasta que en dirección W nos acercamos de nuevo Arrifana. Vuelta atrás para deshacer el entuerto y comenzar en done habíamos previsto. Pronto estabamos rodando por un ancho camino en dirección S. Atavesamos una zona de trabajos forestales y le pregunté a un conductor si ibamos bien. Me confirmó que ese camino se dirigia a Alfambras. Lo seguimos hasta encontrar de nuevo la Rota Vicentina, por la que continuamos hasta encontrarnos con la estrada regional N268 después de pasar por Chabouco. Esta carretera es más tranquila y la mayoría de los coches portaban tablas de surf.
Paramos en Bordeira y tomamos cafes muy aguado y galletas muy ricas, en la misma terraza que una pareja de moteros. Llegamos a Carrapateira y nos dirigimos hacia el Pontal da Carrapateira, una zona de altos y escarpados acantilados situada entre las playas de Bordeira y de Amado que constituye una faja costera de gran importancia ecológica y que recorrimos en su totalidad. Trás pasar por Amado, considerada una de las mejores playas para el surf, frecuentada por practicantes de toda Europa, seguimos la carreterita hacia Carrapateira y de allí por la N268 nos encaminamos hacia la aldea de Pedralva. En ese tramo nos adelanta  y saluda la pareja de motoristas. Llegamos al restaurante de Pedralva con mucha hambre, pero como aún nos quedaba etapa por cubrir, sólo pedimos tres entradas y un par de postres, todo muy bueno.
Tras la comida afrontamos la subida a la Serra de Espinhaço de Cao.  Conectamos con un sector de la VA, pegado a un parque eólico con cinco turbinas, que comenzaron a funcionar justo cuando pasábamos. Continuamos el recorrido cruzando montes y valles, destacando el Vale da Vinha Velha, una fértil área agrícola, con diversas actividades ligadas al agroturismo. Después atravesamos la mata nacional de Barão de S. João, importante reserva forestal. Caían algunas gotas cuando pasábamos por la aldea homónina y desde allí rodámos a toda velocidad hasta llegar a Bensafrim.

Distancia: 66,6 km / Tiempo en marcha: 4:29 / Velocidad media: 14,8 / Ascenso total: 941 m.

De Almograve a Arrifana

Había dejado de chispear cuando salimos de la pousada con cielo cubierto. Enseguida nos encontramos con un grupo de seis ciclistas, hombres y mujeres de avanzada edad. Eran los mismos con los que coincidimos en la cena. Un par de ellos portaban banderas de Noruega y compartimos ruta durante los primeros kilómetros. Participaban en uno de los recorridos organizados por la empresa Turanventur, suponemos que cubriendo el kilometraje de la etapa Almograve-Odeceixe.






Más adelante hicimos la primera parada para admirar los acantilados de Cabo Sardão, el punto más occidental de la costa alentejana, donde encontramos a otro grupo, este más numeroso, de turistas con las bicis de Turaventur.




La dimensión de las convulsiones geológicas de épocas pasadas se puede comprobar por la inclinación de las pizarras, primero 60 grados hacia nordeste, después horizontales y finalmente rodadas verticalmente.

En el Cabo Sardão

En Zambujeira do Mar, hicimos un alto para tomar un cafe y admirar su bonita playa



En la Tasca do Gabão, Odeceixe

¡ Salud !


Feijão, polvo e lulas (muito bom)
Las 3 Sobremesas

El Algarvio cerca de Arrifana, fin de etapa
26/09/12. La tercera etapa fue la más larga en kilometraje, casi  75, y la más llana, 597 m. de ascenso. Nos movimos muy cerca de la costa, en un recorrido que nos llevó a pasar por el Cabo Sardão, Zambujeira do Mar, praia do Carvalhal, la ribera de Seixe, Odeceixe, donde comimos muy bien en la Taberna do Gabão, la playa de Odeceixe, la soliaria carretera de Carrascalinho, entre Maria Vinagre y Aljezur, donde paramos a merendar, antes de iniciar la subida hacia Arrifana y Monte Clérigo. 
Una jornada en la que, afortunadamente, fallaron las previsiones de lluvia y en la que escogimos carreteras con muy poco tráfico.