31 julio 2016

Castro Marim maleficio ciclista

AA, que continúa con su entrenamiento, quería rodar tres horas por carretera, con un desnivel acumulado aproximadamente de 1000 m y me preguntó por alguna zona para hacerlo el domingo. Y casi sin dudarlo le dije: por el Baixo Guadiana. Cuando se lo comenté a JA, rápidamente respondió como yo: Portugal. Así que calculé un recorrido con salida y llegada en Castro Marim.
También se apuntó JO, que así se daba una vuelta en bici antes de comenzar a trabajar en su nuevo negocio, que espera, y a buen seguro así será, le tendrá muy ocupado en los próximos meses. Poco después de las siete acabamos de colocar las bicicletas en el coche de JA y antes de las siete portuguesa (por el cambio de hora, ganamos una) estábamos pedaleando en una mañana con el cielo parcialmente nublado y con viento del N, que hacía que la sensación térmica fuera de frescor, casi frío, en algunas bajadas.

Una hora y veinte para hacer 25 km y llegar a Odeleite donde queríamos desayunar, pero cuando estamos frente a la puerta del Belavista veo que JO se ha quedado por detrás y parece que tiene problemas. Lo cuento con sus propias palabras enganché el zapato con un radio de la rueda al soltarme el pedal y me lo aprisionó contra la vaina izquierda, con el resultado de fisura de la vaina.
Tras una primera observación, me parecía increíble que ¡el cuadro de carbono Scott Addict se hubiera roto! pero era cierto, no era la pintura saltada, el material estaba quebrado por el golpe.

Radio doblado y vaina golpeada
vaina fisurada
el desatre desde arriba
El Belavista estaba abarrotado con los pasajeros de un autobús y tuvimos que cruzar al otro lado para desayunar, no muy bien, en O Campones. Allí comentamos el problema que se le había presentado a JO y que con la bici así no podría continuar.

Acordamos que JO esperaría a JA en Odeleite, este iría a Castro Marim por el coche y mientras los otros dos intentaríamos hacer algunos kilómetros más de la vuelta prevista. Los que podíamos seguir pedaleando tomamos  dirección Foz de Odeleite, al acabar la subida, JA giró hacia el S y AA y yo fuimos para el N. Pasamos por Alcaria y bajamos al Guadiana, seguimos la carretera para Alcoutim y después de Álamo nos desviamos en el cruce para Corte das Donas, de nuevo tocaba subir, hasta conectar con la EN122, para luego ir hacia el S, bajando y subiendo la Ribera de Foupana y llegar a Odeleite, cuando empeza a subir la temperatura,donde ya nos esperaban JA y JO frente a unas cervezas. Subimos todos al coche y como era temprano nos fuimos a Castro Marim de compras al Supermercado CORVO. En el viaje JO me muestra que no perdió el tiempo mientras nos esperaba en Odeleite, enseñándome en el móvil los trabajos de reparación de cuadros de carbono que hacen en BICISOLUCION

foto en marcha
Fue buen día para practicar la cadencia en la subidas

Mientras rodaba por este territorio algarvio que tanto me gusta, pensaba en el amigo Julen Iturbe y en la aventura de cicloturismo de montaña en la que anda empeñado, la #TransiberiaMTB ahora que rueda por el tramo portugués, concretamente por la Serra da Estrela, otro de mis zonas preferidas. También me acuerdo de Nuno Alves y su enésimo viaje compostelano, esta vez con el percurso VRSA - Fátima - Porto - Santiago de Compostela - Chaves - VRSA. 
Mis estrenos: el sensor de cadencia Garmin y las zapatillas Mavic Crossride SL Elite

Ese deterioro en la zapatilla de JO se debe a roces con los radios de la rueda, dada su inusitada costumbre de girarlo hacia el interior cuando lo saca del pedal (sic)
Sandes mixtos e zumos de laranja, almorço en CORVO de Castro Marim
Vino Rosé de la zona de Setubal que compró JA
Aunque desgraciadamente el día quedará marcado por la fatal rotura de la bicicleta de JO, en las tierras de Castro Marim debe haber algún maleficio contra él (ver http://pedalibero.blogspot.com.es/2013/04/estragos.html), particularmente me sentí bien físicamente, en una ruta con un perfil de sierra tan acusado y aunque en algunos momentos las secueas de la caída de abril, molestias en el hombro derecho y en la mano izquierda, me hicieron mella, no pasé por grandes dificultades.
La ruta en Garmin /54, 12 km - 3:06 - 1.011 m ganancia en altura 

26 julio 2016

Senderismo por la Rota Vicentina


No sólo cogí la bicicleta, también hicimos senderismo, recorriendo el tramo del Camino Histórico de la Rota Vicentina entre João Roupeiro y Rogil. El paseo es muy agradable por transitar casi en su totalidad junto al Canal de Riego del Río Mira. Cuando llegamos a Rogil fuimos hasta Pão do Rogil, donde tomamos unos buenos zumos de naranja. Después, una vez de vuelta en la casa de turismo rural, cogimos el coche y fuimos de nuevo a Rogil para almorzar en Museu da Batata Doce, estaba bastante lleno por ser domingo pero la atención y la comida fueron muy buenas. Sin duda, un sitio recomendable.

Canal de riego y senda

Pasto ensilado





Exposición de utensilios en la loja-museu  Pão do Rogil

Pão do Rogil

Lulas con batata doce, en Museu da Batata Doce

08 julio 2016

SUDOESTE ALENTEJANO

El tercer día iba a conducirme hacia el Sudoeste Alentejano. Una vez cruzada la Ribeira de Seixe  tomé la carretera que por su margen derecha conduce hacia su desembocadura. La dejo cuando veo un grupo de casas y subo por un empinado camino de tierra, afortunadamente los perros que recordaba había arrbia en años anteriores esta vez ladraban detrás de una valla. Sigo por caminos de arena entre campos de cultivos de regadío. Pronto alcanzo las grandes explotaciones agrícolas que producen fresas, frambuesas, arándanos y moras y me sorprendo por la abudante mano de obra asiática que se ve trabajando en aquellos campos. Seguiré por carretera hasta llegar a Brejão y de allí voy hacia Carvalhal. Primero se pasa junto al camping, después a la izquierda y detrás de una valla electrificada, lo que parece seer una reserva de animales salvajes, algunos bastante exóticos, antes de la bajada que conduce a la Praia do Carvalhal, que pocos días después sería la meta de la 6ª edición de la EOX240 2016.





Tres fotos de la Praia do Carvalhal
Hago algunas fotos para enviárselas a Lucas Arcos, inscrito en esa prueba de ultrafondo y en la que completó una gran actuación, clasificándose cuarto en la General y primero en su categoría de Master +35, con un tiempo de 10:05:31, para cubrir los 247 km del recorrido entre Paymogo y la costa alentejana.
Después de superar el repecho de salida de la playa hacia el N ruedo por camino de grava hasta que a la vista de Zambujeira do Mar me desvío hacia la costa por el acceso a la Praia dos Alteirinhos, lo que me permite fotografiarla desde lo alto del acantilado.

Zambujeira do Mar
Praia dos Alteirinhos

Oscura costa alentejana de xisto e grauvaque

La bajada hacia la playa de Zambujeira es pronunciada y tengo que apretar bien las manetas de frenos; tras la subir al pueblo me acerco al mirador donde hay una capilla, coincidiendo con un grupo de cicloturistas que parecían  recorrer la Rota Vicentina, cuyo Camino Histórico (230 km de caminos rurales) es un buen objetivo para unas jornadas de cicloturimo con alforjas.


Cicloturistas en Zambujeria do Mar
Continuo por carretera hacia Entrada da Barca, a partir de donde sigo el recorrido orientándome únicamente con la señalización de las carreteras (con un mapa probablemente la ruta hubiera sido otra), son  kilómetros de ascenso suave, primero en dirección NE hacia Odemira, después giraré para continuar por la EN-502-1, por aquí me pasa una pareja de jóvenes ciclistas, finos y estilosos, a los que no puedo seguir.


Más adelante, a la altura S. Teotonio, se enlaza con la EN-120, con un poco más de tráfico, carretera que continua para el Algarve. Este tramo es muy favorable, más de diez km en bajada hasta la Rib.ª de Seixe, aunque para el final me quedará la subida a Odeceixe, unos dos km con pendiente media del 4,8%, que completan una buena vuelta (2:56/ 56,58 km/ 19,3 km/h) para despedirme de estos días  de vacaciones por el Sw portugués con la CDF, que calzada con cubiertas Continental de 700x35, Cyclocross y Cyclocroos Speed, se ha comportado fenomenal en rutas de ciclismo gravel.


Odeceixe
Subida de Odeceixe por la EN120

Sangria del almuerzo en Gulli Bistrot

07 julio 2016

ALJEZUR 2

Para mi segunda ruta en vacaciones opté por explorar el concelho de Aljezur a partir del mapa de Odeceixe, buscando un recorrido más plano que el anterior pero con más atención a la orientación al ser parte por el campo. 




Comencé el recorrido visitando el turismo rural Monte do Cardal abierto recientemente.
Después, desde la carretera de Carrascalinho, me dirigí hacia Perdigão y Monte das Figueiras, a partir de donde seguí por la carretera que indicaba a Barranco de Baixo, aunque con esa denominación y una vez localizado en el mapa pensé que era mejor girar hacia el Sur, aunque fuera por caminos o pistas de tierra.

Por este camino continué la ruta hacia el S
En esta exursión por terreno desconocido pregunté en varias ocasiones a personas con las que me crucé. La primera de ellas fue un hombre que cortaba jaras al borde del camino, aunque respondió en portugués a mi pregunta sobre que camino seguir para Serrominheiro, su aspecto era de centroeuropeo (¿alemán, holandes?) Me dijo que a unos cien metros encontraría un cruce y que allí debía girar a la derecha. Indicación precisa. A partir de ahí vuelta al asfalto y en dirección W paso por Corte do Sobro, donde en una de las fincas está varado el Golden Miller.


Golden Miller



Luego se pasa por Serrominheiro y tras una buena bajada se llega a Carrascalinho, donde giro hacia el S para luego tomar el desvío para Vale das Amoreiras. Sigo por la carreterita hasta que en un cruce decido entrar en el camino indicado para Bouças, tramo que pronto empezará a empinarse.



No quieren prospecciones en el Algarve

Ya hace calor y la pista discurre bastante encajada entre los montes. Cuando pasaba junto a un caserío oigo un saludo ¡Hola! Es un hombre descamisado que me ve pasar cuando se disponía a regar el huerto adyacente a la casa. Charlamos un poco y con sus indicaciones alcanzaré el tramo de la Via Algarviana que conduce hasta Aljezur. Subes y bajas continuos, hasta que frente a un empinado repecho decido abandonarla y tirar por un camino que hay junto a un cartel, Alcaria, que me llevará de nuevo a la carretera de Vale das Amoreiras.


Bajando por Alcaria hacia la carretera de Vales das Amoreiras
Depués por la estrada de Carrascalinho hacia el N y de allí tomo la desviación para Rogil, donde hice un alto para beber y comer un poco antes de buscar el tramo de la Rota Vicentina que discurre junto al canal de riego, para dirigirme hacia Maria Vinagre.

En Pão do Rogil, la CDF junto a una pasteleira Yé-
Rota Vicentina

Al pasar por la casa rural donde me alojaba no había completado 40 kilómetros y para hacerlo fui en dirección a Monte Novo y Barranco. Seguí la carretera hacia el N hasta que casi al final del asfalto se encuentra una espectacular casa de campo situada cerca de la Costa Vicentina, cerca de donde se encuentra señalización del Trilho dos Pescadores Circuito Praia de Odeceixe.


Ese día hice 2:38 /42,6 km/ 576 m desnivel positivo/ 16,1 km/h.